Encuesta de consumo sustentable UNAB-IPSOS


El Estudio de Consumo Sustentable UNAB-IPSOS revela el claro interés de los ciudadanos por las temáticas ambientales: un 55% consideraría participar en un grupo que defiende causas verdes.

El interés por participar activamente en causas ambientales ha ido crecimiento en el último tiempo en Chile y el mundo. Ejemplos emblemáticos de esto son las movilizaciones contra Hidroaysén y el proyecto para instalar una termoeléctrica en las cercanías de Punta de Choros. Más recientemente, los habitantes de Coronel se han manifestado contra la ampliación de la central termoeléctrica Bocamina II.

Si bien, solo un 6% de los encuestados está involucrado activamente en grupos que apoyan asuntos medioambientales, un 55% de los chilenos dice que no lo hace, pero que consideraría unirse a uno. Así lo revela el primer Estudio de Consumo Sustentable, elaborado por el Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello e IPSOS. Entre los segmentos que más se inclinaron por esta alternativa se encuentran el grupo socioeconómico C2 (61%) y los habitantes de regiones (60%).

Según Alejandro Díaz, sociólogo e investigador del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, estos resultados indican que si bien existe mucha conciencia en materia medioambiental, aún hay poca acción concreta en Chile: “Si uno observa las tendencias en el primer mundo, uno debe concluir que esto es sólo el comienzo y que el resto de este año y en los años siguientes veremos crecer el movimiento medioambiental y la participación ciudadana que convocan”.

Un 69% de los encuestados cree que los esfuerzos individuales en materia medioambiental no valen la pena si el Gobierno y las industrias no toman medidas. Asimismo, solo un 18% cree que el Gobierno está trabajando muy duro para asegurar que tengamos un medioambiente limpio.

A juicio de Alejandro Díaz, estos datos y los de otros sondeos de opinión muestran que la confianza que las personas tienen en las instituciones ha ido en descenso, especialmente hacia el Gobierno, los partidos y las empresas. “Existe la sensación de que como ni el Gobierno, ni el parlamento ni las empresas se ponen las pilas con el tema medioambiental, sólo nos cabe organizarnos entre nosotros para solucionar el problema”, comenta el académico.

Presentación resultados Estudio UNAB-IPSOS